El uróboros

El uróboros (también ouroboros o uroboros) es un símbolo que muestra a un animal por lo general de carácter reptiloide, sea dragones o serpientes, que engulle su propia cola y que conforma, con su cuerpo, una forma circular. El circulo se crea a partir de opuestos, cola y cabeza, el concepto dual es por demás evidente y implícito como un símbolo arcaico transcultural, un balance de fuerzas positivas y negativas, día y noche.

Su origen se remonta al antiguo egipto, el uroboro entra en la cultura occidental a travez de textos alquímicos griegos, es adoptado como un símbolo del gnosticismo y hermetismo. A travez de esta tradición alquímica el símbolo transmuta en el renacimiento para ser utilizado como un elemento de introspección, un movimiento cíclico, el eterno movimiento natural de la creación y la destrucción.

Los alquimistas arcaicos tenían un profundo entendimiento natural, que incluso podría bien ser mas acertado en comparación del individuo moderno, la expresión de la paradoja a travez de símbolos de esta naturaleza, la interpretación del oroboro como infinidad y totalidad, la serpiente que devora su propia cola convirtiéndose en un proceso circulatorio, era claro la astucia de los alquimistas al reconocer la materia prima del arte en el mismo humano. Un símbolo dramático en la integración y asimilación de contrariedades, en el choque de oposiciones nace la unidad.

Bien se puede interpretar como el ciclo eterno de las cosas, también el esfuerzo eterno, la lucha eterna o bien el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo.

la imposible tarea que se le entrega a la mente humana con el concepto de infinitud, se llega a transcribir en símbolos de esta naturaleza, lo que se sugiere es que a cada final le corresponde un nuevo comienzo, comienzo que, por otro lado, es pese a su novedad, igual que el antiguo, por eso mismo es retorno y, por esa vía más que la idea de novedad lo que se sugiere es la idea de perpetuidad. De ahí a la de “fijación eterna” y a la de infinito no hay mucha diferencia. De hecho, si pensamos en ambos símbolos, encontramos notables similitudes en ellos: uno y otro no acaban nunca.

El perfil reptiliano que presenta el símbolo es otro aspecto que captura mi imaginación, supersticiones, símbolos y mitos sobre reptiles se remontan a las eras mitológicas de la humanidad, la gran variedad en mitos revela la profunda asociación con ciertos reptiles entregandoles una cualidad sagrada, sobrenatural, una tótem de poder mágico. La serpiente bien puede ser la criatura mas difundida dentro de la simbología global, su presencia es tan poderosa que incluso se llegan a generar leyendas sobre ellas en lugares donde no existen en realidad, como por ejemplo con la cultura esquimal que se desarrolla en los hielos polares, o san patricio quien ahuyento a los reptiles de irlanda, pero no pudo acabar con las leyendas. El animal en si mismo se desenvuelve en esa dualidad, la del poder y la del antagonismo, el mal presagio o símbolo del mal, tómese como ejemplo el famoso cuento bíblico, de adán y eva.

En conclusión el Uroboros es uno de esos símbolos que simplemente son completos y hermosos en su composición, profundo en su significado que puede ser diseccionado por las eternidades y permanecerá siempre relevante.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s